miércoles, 16 de marzo de 2011

Sir Hugh Gough


Una carrera distinguida de cincuenta y cinco años en cuatro continentes, plagada de condecoraciones y honores (recibió las gracias del Parlamento en tres ocasiones) habla por sí sola sobre “Paddy” Gough, nacido en el condado de Limerick (al suroeste de Irlanda) el 3 de Noviembre de 1779.

Obtuvo su primer nombramiento con tan solo trece años como alférez en la Milicia de Limerick (de la que su padre era coronel). En 1794 vio acción por vez primera ya en el Ejército (en el 78 de Highlanders) en la campaña de El Cabo.

Transferido al 87 Irlandés en las Indias Occidentales obtuvo una capitanía merced a las campañas de Puerto Rico, Surinam y Santa Lucía. Posteriormente, la creación del Segundo Batallón del 87 le vería al mando del mismo como mayor en 1808, justo a tiempo para participar en la campaña de la Península.

En Talavera (Julio de 1809) resultó gravemente herido aunque su distinguido comportamiento le valió el ascenso a teniente coronel. Posteriormente en La Barrosa (Marzo de 1811) el II/87, aún bajo su mando, se convirtió en la primera unidad del Ejército Británico que capturaba un águila a los franceses. Gough volvería a distinguirse en la defensa de Tarifa (Octubre de 1811) y en Vitoria (Junio de 1813).

En 1815 fue nombrado Caballero y hubo de resignarse a la media paga cuando el II/87 fue disuelto en 1817. Regresó al servicio activo en 1830, poco antes de ser ascendido a mayor general.

En 1837 fue destinado a la India y, al poco de ocupar de su plaza, fue designado comandante en jefe de las fuerzas expedicionarias británicas a China durante la conocida como Primera Guerra del Opio (1839-1842). Su intervención fue decisiva en la captura de los fuertes de Cantón y ese éxito le valió títulos y honores así como el mando supremo del Ejército Británico en la India.
Ferviente defensor de la bayoneta y de los asaltos frontales, tuvo ocasión de poner en práctica sus métodos contra los mahrattas en la Campaña de Gwalior (Diciembre de 1843) y, sobre todo, contra el más formidable ejército nativo del subcontinente: el Khalsa del Reino Sikh. En dos ocasiones: Primera (1845-1846) y Segunda (1848-1849) Guerra Anglo-Sikh, las tropas al mando de Gough se impusieron en encuentros tan sangrientos como Mudki (1845), Aliwal y Sobraon (1846) y Chillianwalla (1849) aunque el costo de esta última supuso su relevo ante las críticas que recibieran sus tácticas.

Vuelto a Gran Bretaña se retiró del servicio activo. Nombrado mariscal en 1862, falleció el 2 de Marzo de 1869.
(C) Fernando J. Suárez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada