miércoles, 22 de junio de 2011

JOHN WILLIAM WATERS

Uno de los más valiosos oficiales británicos durante la Guerra de la Península fue, sin lugar a dudas, el maestro de espías del Duque de Wellington, teniente coronel John William Waters.

Nacido en Tifry, cerca de Glamorganshire (Gales) en 1774, quedó huérfano de padre desde pequeño y, gracias al patrocinio de un aristócrata conocido de su progenitor, el joven Waters obtuvo un nombramiento de subalterno en el 2º de Infantería (Royal Scots) en 1797.

Sirvió en Holanda (1799) y en Egipto (1801). Distinguido en las Indias Occidentales, obtuvo una capitanía en 1805. Vuelto a Gran Bretaña, estuvo destinado en diversos puestos hasta que, en 1808, se convirtió en uno de los oficiales desplazados a Portugal, en su caso como aide de camp del brigadier general Charles William Stewart.

Participó en la campaña de Moore en la Península, fundamentalmente en tareas de inteligencia, y su intervención en la interceptación de unos despachos franceses, que permitieron que el ejército británico no fuera copado, le valió el ascenso a mayor en Febrero de 1809.

Agregado al ejército portugués, como teniente coronel del mismo, y con un talento natural para los idiomas, se convirtió en una pieza clave de la inteligencia británica en la Península.

Capturado el 3 de Abril de 1811, protagonizó una espectacular fuga durante su traslado a Salamanca, en la que sus magníficas dotes de jinete jugaron un papel fundamental. Vuelto a sus líneas, su hazaña le valió el puesto de asistente del ayudante general [de Wellington] y el nombramiento de teniente coronel (provisional) del ejército británico.

Participó en acciones tan destacadas como Ciudad Rodrigo, Badajoz, Salamanca, vitoria y las acciones en los Pirineos y en Francia; y aún participaría en Waterloo.

Acabada la guerra, Waters pasó por los acostumbrados periodos alternos de media paga y de servicio. Fue ascendiendo con relativa rapidez: teniente coronel en 1817, coronel en 1821, mayor general en 1830…Todo ello alternado con diversos cargos y distinciones. Promovido finalmente a teniente general en 1841, falleció en Londres el siguiente año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada