domingo, 24 de julio de 2011

EL PRIMER REGIMIENTO DE HÚSARES DEL IMPERIO


Una de las unidades que ayudó a que la caballería francesa fuera conceptuada como la mejor de su tiempo durante las Guerras Napoleónicas fue, sin lugar a dudas, el Primer Regimiento de Húsares.

Basados en la caballería ligera húngara y en sus métodos de combate contra los turcos, los húsares adoptaron inclusive las trazas de los jinetes centroeuropeos creando así algunas de las unidades más coloristas de cuantas se vieron, en cualquiera de los bandos, durante las guerras revolucionarias y napoleónicas.

Concebidos como caballería ligera, cuya misión fundamental consistía en la exploración y el escaramuceo, los regimientos de húsares franceses cabalgaron y combatieron por toda Europa. Su fama de arrojo y de valor temerario estaba bien justificada.

 Así, el Primero de Húsares lamentó la muerte en combate de seis oficiales entre 1805 y 1815, amén de otros seis fallecidos por heridas recibidas y otros cincuenta y seis heridos en combate. Asimismo, tres de sus coroneles (Stengal, Picard y Merlin) alcanzaron el generalato.

En cuanto a su hoja de servicios, el Primero sirvió durante la Revolución, el Consulado y el Imperio en multitud de destacadas acciones como Valmy, Rivoli, Marengo, Ulm, Austerlitz, Jena (donde actuó como escolta de Napoleón), Friedland, Sabugal y Leipzig.

Dos sentencias atribuidas a húsares, resume su carácter:

Cualquier húsar que no haya muerto antes de los 30 años es un canalla
General Antoine Lassalle (Séptimo de Húsares). Muerto en combate en Wagram a los 34 años

El mundo se divide en dos partes para un húsar: La parte feliz, donde corre el vino; y la parte detestable, donde aquél está ausente
Albert-Jean-Michel de Rocca (Segundo de Húsares). Muerto a los 30 años en 1818.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada