domingo, 18 de septiembre de 2011

JORGE III



Durante su reinado la Gran Bretaña conquistó el Canadá, eliminó a sus competidores en la India, sufrió el quebranto de perder las Trece Colonias de Norteamérica y, aunque ya había abdicado, en el momento de su muerte (1820) su país era la mayor potencia comercial, financiera, industrial y naval del Mundo.

Nacido en 1738, accedió al trono en 1760 tras la muerte de su abuelo Jorge II. Fue el primero de la dinastía Hannover en nacer en Gran Bretaña.

Hombre de gustos sencillos, lo que le hizo popular entre las clases bajas, los primeros años de su reinado estuvieron marcados por la crisis económica derivada de la Guerra (victoriosa no obstante) de los Siete Años (1756-1763). Esta crisis condujo a un aumento de impuestos en colonias lo que, a la larga, provocaría la rebelión de buena parte de la población de las colonias de Norteamérica.

Aquejado de una extraña dolencia que afectó sus facultades mentales durante varios periodos (1765; 1788; 1801 y 1810) sus relaciones con quienes detentaron el cargo de Primer Ministro (Pitt, el Viejo; Bute; Grenville; Fitzroy; Pitt, el Joven…) estuvieron marcadas tanto por aquella como por su tendencia a la autocracia (muy criticada por quienes le acusaban de estar “contaminado” por el absolutismo del continente europeo).

La Independencia de los Estados Unido constituyó un terrible golpe para Jorge III, ello no impidió que la Paz subsiguiente firmada con aquellos y sus aliadas Francia Y España no fuera excesivamente desfavorable para Gran Bretaña. Recuperó buena parte de su popularidad durante las guerras revolucionarias y napoleónicas, considerándole el imaginario popular un símbolo de la resistencia británica contra Napoleón.

Su dolencia le mantuvo semiapartado de sus funciones de nuevo en 1801, aunque para 1811 se hallaba en un estado de demencia casi total. Recluido en el castillo de Windsor, su hijo mayor ejerció como regente desde ese año hasta la muerte del rey que perdiera las colonias de Norteamérica, en Enero de 1820. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada